viernes, 13 de julio de 2012

1460 días...

Día 13 de julio del 2008.


Después de algún tiempo de conocernos de manera virtual, de descubrir cosas que nunca en lo personal había descubierto ni experimentado, llegó el día en el que por fin pude verlo cara a cara...Ver sus movimientos al momento de hablar, su lenguaje corporal, su olor, su mirada y su sonrisa, escuchar su risa y su voz. 
Se dio la oportunidad de conocerlo más allá de una pantalla que aunque para muchos es algo frío, para mi era el medio en el que me podía poner en contacto con el y que poco a poco se fue gestando algo más que una sencilla simpatía...
Las cosas fueron cambiando antes de esta fecha y después de la misma.
Antes de vernos me fui dando cuenta de lo que provocaba en mi, muchas ganas de platicar con el, lo extrañaba aunque no pudiera estar cerca, disfrutaba de las pláticas, me hacía sonreír, suspirar, como dice la canción: "la sorpresa con que descubrí en la luna mi cabeza, si se fue pensando en ti, " y por qué no decirlo? también llegué a sentir celos de una mujer que no era ni su novia ni su esposa, era una chava que  se la sentía descaradamente por el, aún sabiendo ella que más tarde fuimos el y yo más que amigos...y de éstas mujeres ha habido más de una a su alrededor desde que lo conozco. 


En mi estaba saliendo un sentimiento que nunca había existido, quizá había existido una simulación, es decir a idealizar a una persona que se conoce poco o que sólo se conoce de vista. Pero en esta ocasión fue diferente...empezamos como amigos (de hecho el único que he tenido), fui descubriendo el sentimiento y terminamos siendo novios.


Aún recuerdo cómo fue que me enteré que el sentía algo por mi, aunque yo tenía sospechas pero luego terminé por confundirme por una serie de cosas; fue a través de un amigo suyo que me escribió en mi otro blog (aquel de "malqueridos") me invitaba a que leyera el suyo y comentaba también que le habían recomendado mi blog...Acepté y había una entrada que daba inicio a lo que se vino desarrollando después; era un post titulado "Ten Things He Hates About You... JA!" (si entran a ese blog no tardarán en ubicarla, porque es de los post más "recientes"). Cuando empecé a leer esas líneas sentí claramente cómo mi corazón latía fuerte y mi estómago daba bajones hasta el piso...empecé a sudar y a temblar..no creía lo que estaba leyendo. Cada que escucho "When you say nothing at all" de Ronan Keating no puedo evitar acordarme de esa noticia y mucho menos evitar que se me pongan los ojos llorosos. No sé si para el sea importante esa canción o si al menos la recuerde, pero para mi si lo es.
Después de ese empujón del amigo, vino la confirmación por parte de el...y así siguieron los días...hasta el día 13 de julio.


Para uno de esos días tan esperados, es decir, aquel en que nos pudimos ver...los nervios se hicieron presentes, había muchas expectativas pero también había miedo de que el no sintiera esa misma atracción al verme (no hablo sólo de el aspecto físico). Mis acostumbradas náuseas que me rodean cuando estoy nerviosa también aparecieron...recuerdo esa sensación y lo que pensé al momento de verlo y de sentir que estaba cerca...no sé, me imagino que me veía nerviosa al estar platicando con el...quizá el y mi hermano lo notaron, no lo sé. Pasamos todo ese domingo juntos desde las 9 de la mañana hasta cerca de las 12 de la noche. La verdad fue un día lindo e importante. Recuerdo que le regalé un Snickers y una moneda viejita, sólo porque me nació y porque era algo que quería compartir...Al final del día y antes de que el tomara el camión de regreso a su ciudad, nos regalaron "tres minutitos" en los que pudimos hablar sobre cómo nos sentíamos y de el resultado del día...
Terminé ese día con una amplia sonrisa.


Pasaron los meses y para el 23 de noviembre nos hicimos novios. Otro día especial, muy especial y sorpresivo. Recuerdo muchísimas cosas de ese día, también recuerdo las sensaciones y lo que platicamos. Así como muchos días que pasé a su lado, muchas cosas importantes y lindas que compartimos. Estuvimos juntos hasta que un día las cosas se salieron de control, me refiero a que no quería que terminara, sino que lo que hablamos ese día se fue desfigurando hasta llegar a la temida acción. Oficialmente el día 17 de julio del 2010, dejamos de ser novios, ese fue el último día que nos vimos. 


Hay cosas que han cambiado después de ese día...mientras hay otras que permanecen. Después de este tiempo, la distancia y los cambios, puedo decir que aún siento y l extraño...Han existido días muy difíciles, tristes y vacíos. Si la almohada hablara diría muchas cosas....Es muy difícil vivir así, es desesperante guardar lo que uno siente porque no hay quien tenga la disposición de escuchar, de entender, de apoyarme, de interesarse y de respetar lo que siento. Muchas veces me siento como una olla express que ha explotado muchas veces y que en otras se ha tenido que aguantar y no explotar. Mi mejor amiga es la única que me ha podido entender y que me puede escuchar sin problemas, aunque la vea de manera esporádica. Prácticamente tengo que aguantarlo sola.


Tomando en cuenta ese día, el 17, este año ya serán dos años que no lo veo y exactamente un año en que perdí a una de mis abuelitas.

5 comentarios:

Jose Francisco Casas Hernandez dijo...

Bueno pues.... y con todo respeto... si así están los sentimientos... pues... que esperas??? porque no se buscan???

reptilio dijo...

uffffffff dificil

pues si las cosas se pueden arreglar vale la pena intentarlo

¿no?

Anónimo dijo...

Logro percibir que tienes un conflicto.

No estés triste, si el realmente te quiere luchará hasta conseguir estar juntos otra vez.

Creeme, los hombres cuando estamos enamorados hacemos cualquier cosa por ustedes sin importar nada.

Tal vez necesité otro empujón.

Te estaré leyendo.

¡¡Saludos!

la MaLquEridA dijo...

Para mi es demasiado tiempo el que ha pasado, eso no quiere decir mucho pero....

Gerardo Taker dijo...

Yo también opino que deberían buscarse...

¿Tiene caso que estén lejos cuando se quieren y se extrañan?

Besos!

eXTReMe Tracker